Martes, 16 de Julio de 2019 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
La lucha de Zaira por jugar al fútbol sin barreras
Miércoles, 17 de abril de 2019
Desde los 4 lo practica en el club de su barrio, con varones. En la liga local se negaron a inscribirla por ser una nena.

La cancha de la Sociedad de Fomento de Barrio Nuevo, en la localidad El Pato del partido de Berazategui, está solo a dos cuadras de su casa. Allí todos los días la escuelita de Fútbol Infantil recibe a las y los pibes del barrio. Zaira es una de ellas. Tiene 6 años y desde los 4 que juega ahí. O jugaba. Este año, cuando podía empezar a competir, en la liga local se negaron a inscribirla por ser una nena.

"El reglamento dice fútbol infantil, ni masculino ni femenino. Lo que ellos me dicen es que hay que tener otros cuidados con las nenas. Pero el fútbol es un deporte de contacto y la nena se puede lastimar tanto como el varón. ¿Acaso porque es un varón no van a tener cuidado?", se pregunta del otro lado del teléfono Cristina Verón, la mamá de Zaira, en la charla con Clarín. Su otro hijo, de 12, juega en el mismo club en el que su hija se entrena pero no puede disputar los partidos los fines de semana.


Durante la charla, la voz se le quiebra varias veces; desde febrero que su hija no es plena. "Convivo con mi hija y veo lo que sufre. Es una nena que juega muy bien a la pelota. Ahora está en la liga de Florencio Varela, pero nos queda muy lejos y cuando juega lejos se complica porque mi hijo juega acá. Pero ella está mal porque no puede compartirlo con sus compañeros. Ella me dice: 'Mami, yo quiero hacer los goles para ellos'. ¿Cómo le explicás a una nena que no se puede? Quiero que ellos me expliquen cómo hacer", reclama.

Zaira empezó a jugar con nenas y desde mediados del año pasado lo hace con varones. Es delantera y goleadora de la categoría 2012. Pero cada vez que va a jugar a Florencio Varela se siente visitante. "En cambio, acá está en su barrio. Ella se siente con la expectativa de que la vean los vecinos, los compañeros de otras categorías, todos. Aparte es una nena que recién empieza en el fútbol infantil, tiene solo 6 años", remarca Cristina.


Su edad le impide entender por qué no la dejan jugar en el Torneo Evita de Berazategui, destinado a chicos de entre 6 y 15 años. Su mamá, incluso, revela una confesión: "Me dijo 'me corto el pelo, uso gorra'. No entiende que hay que presentar un carnet, un documento". Y agrega, como un llamado de atención: "Le estás inculcando a la nena que piense o se vista de otra manera para ser aceptada".


Esa sugerencia preocupante y el llanto de su hija cuando le dijo que no iba a poder empezar a competir la motivaron a no bajar los brazos. A través de las redes sociales, visibilizó lo que ocurría. Encontró el apoyo de la escuelita de fútbol infantil de la Sociedad de Fomento y los vecinos del barrio, que hace una semana hicieron un abrazo simbólico a la cancha del club.


Ahora falta que los dirigentes tomen una decisión. El martes 23 los delegados de la liga local se reunirán para debatir si cambian el estatuto y permiten el fútbol mixto. En la asamblea, que ya fue pospuesta dos veces, estará Daniel Machuca, el presidente de la institución y delegado general. En diálogo con Clarín, explica que expondrá el caso de Zaira y, tras evaluarlo, se decidirá si se incorpora el fútbol mixto. "La institución, la comisión, varios delegados y padres de otras categorías apoyan la iniciativa. Desde la liga no dicen 'no', solo que es el primer caso de una nena que quiere jugar al fútbol mixto. Los directivos están con predisposición para buscar una solución rápida. Y de mi parte, y de mucha gente, el deseo de que pronto Zaira pueda jugar", relata.

"Entiendo que todo tiene un reglamento o una forma. Pero hoy la verdad es que el mundo ha cambiando mucho. Yo quisiera que ella juegue y sea feliz jugando", enfatiza. Y aporta un dato: alrededor de 50 chicas de entre 8 y 13 años practican fútbol en la Sociedad de Fomento y es por eso que se está armando un proyecto -del que participan otros clubes de la zona- para que se haga una liga femenina en Berazategui.

"Son 53 clubes y no hay ninguna nena. Y hay muchas nenas que quieren jugar", agrega Cristina, la mamá de Zaira. "Por eso no voy a bajar los brazos y no voy a aceptar un no. Una nena tiene la misma condición física que un varón: ella tiene dos manos y dos piernas. Será la primera vez pero yo la quiero fichar", exclama.

"Aguantamos hasta el 23, esa será la única prorroga que le damos. Después vamos por todo porque es mi hija la que sufre y la que quiere jugar. Le niegan la posibilidad a una nena de ser feliz", concluye con garra. La misma que Zaira muestra cada lunes, miércoles y sábados cuando va a entrenar con sus amigos al club del barrio. Ese del que se va, por ahora, sin poder jugar.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com