Martes, 11 de Diciembre de 2018 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
América Latina, la región más violenta del planeta, con el 39% de los homicidios
Jueves, 29 de noviembre de 2018
Lo señala un informe de Banco Interamericano de Desarrollo. Y advierte que el crimen amenaza el desarrollo regional. Caracas, San Pedro Sula, Acapulco, entre las ciudades más violentas.

La violencia en América Latina y el Caribe, la región con más homicidios del planeta, ha alcanzado niveles alarmantes que amenazan el desarrollo económico y social de los últimos años en el continente, advirtió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un informe que presentó este jueves en Santiago.

La región concentra el 39% de los homicidios del planeta, mientras que los robos triplican la media y concentra 41 de las 50 metrópolis más peligrosas, según el estudio.


Con sólo el 9% de la población mundial, la región es la única del mundo donde la principal causa externa de muerte es el homicidio (52% de los fallecimientos). Las ciudades de Caracas, San Pedro Sula, San Salvador y Acapulco son las más violentas, con tasas de homicidios de 10 a 20 veces mayores que la media mundial, por encima de los 80 por cada 100.000 habitantes.

Los índices de violencia no ceden pese a los mayores niveles de desarrollo alcanzados en los últimos años. "En este sentido, la región es una anomalía", afirma el estudio "Crimen y violencia, obstáculos para el desarrollo de las ciudades de América Latina y el Caribe", del BID.


Entre 2004 y 2014, la mayoría de los países experimentaron tasas de crecimiento económico anual cercanas al 4%, en tanto bajaron sus índices de pobreza. Los ciudadanos, además, "se volvieron más saludables y alcanzaron un mayor nivel de estudios".

Pero "los indicadores más relevantes de incidencia delictiva, de victimización, y de percepción de inseguridad se mantuvieron elevados".

Y la poca confianza de la ciudadanía hacia las instituciones es otro factor relevante, por eso "es necesario crear instituciones eficientes, policías profesionalizadas y más cercanas al ciudadano", señaló a la prensa Nathalie Alvarado, directora de Seguridad Ciudadana del BID.

Mientras busca soluciones, América Latina se mantiene como la región más violenta del mundo: el 39% de los homicidios tiene lugar aquí, donde en menos de dos décadas se contabilizan más de 2,5 millones de asesinatos, un 75% de ellos ocurridos con arma de fuego.

Pese a que se habla de la violencia en Latinoamérica de manera generalizada, las cifras muestran una gran heterogeneidad entre los países, dentro de los propios países e incluso entre las ciudades y barrios.

Y el futuro no es alentador. El BID, que elaboró el documento junto al Instituto Igarapé de Brasil, advirtió que, si la situación actual y las tendencias se mantienen, la tasa de homicidios puede pasar de los 22 asesinatos por cada 100.000 personas de 2017 a cerca de 35 homicidios por 100.000 personas el año 2030.

Los jóvenes, víctimas y victimarios
Alvarado destacó el impacto económico y social de la violencia en la región, donde tanto las víctimas como los victimarios son en muchas ocasiones jóvenes de entre 18 y 23 años.

"Tenemos nuestros jóvenes y el futuro de nuestro capital comprometido por esta situación de crimen y violencia y por la ineficiencia de las instituciones de seguridad y justicia en la región", apuntó la responsable del BID.

La tasa de robos es también altísima. Por cada 100.000 habitantes, la región registra 321,7 robos, mientras que la media es de 108.

La rápida y desordenada urbanización, el estancamiento de la productividad en las ciudades y el desempleo juvenil son los factores que estarían detrás de este triste récord, según el BID.

En la región, hay 7,1 millones de jóvenes desempleados y 15,1 millones que ni estudian ni trabajan. "La evidencia ha demostrado que un aumento del 1% en el desempleo juvenil conduce a 0,34 homicidios adicionales por cada 100.000 personas", según el informe.

Hay también "una banalización y normalización" de la violencia, advierte Lucía Dammert, experta en temas de seguridad de la Universidad de Santiago.

A lo anterior se suma la presencia del crimen organizado -expresado en bandas del narcotráfico, trata de personas y minería ilegal- junto con un alto uso de armas de fuego, sobre todo en Centroamérica.

"Con esa presencia de armas, hay un aumento de la utilización de la violencia para terminar con problemas cotidianos", explicó Dammert a la AFP.

Sensación de impunidad
Existe también en la región una baja legitimidad de la policía y la justicia. Solo 20 de cada 100 homicidios resultan en una condena, casi la mitad de la tasa global de 43 por cada 100.

"Tenemos que crear sistemas que no sean un obstáculo para la rendición de justicia ya que sentimos una gran impunidad en América Latina", comentó Alvarado.

Esa sensación de impunidad lleva a denunciar sólo el 45% de los delitos.


El reporte del BID, presentado en el marco de la 10º semana de la Seguridad Ciudadana desarrollada en Santiago, también alerta sobre el alto costo del crimen para la región: 3,5% de su PBI anual.

Para combatir el crimen, el BID recomienda respuestas innovadoras centradas en labores de los municipios, en la anticipación de los delitos y el análisis de datos en tiempo real.

Bajar los índices de inseguridad "no es tarea fácil, pero estamos viendo en esta semana de la Seguridad que muchas ciudades de América Latina y muchos países han bajado las tasas de homicidios", remarcó Alvarado.

"Lo que tenemos que ver ahora es cuáles son los elementos transformadores para que se hayan dado esas bajas" y asegurar desde el BID que ese conocimiento esté disponible para toda la región, concluyó.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com