Domingo, 21 de Octubre de 2018 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
Oyarbide ratificó aprietes y apuntó contra Néstor y Cristina Kirchner
Jueves, 09 de agosto de 2018
Ante el fiscal Stornelli, el ex juez dijo que ambos ex presidentes mandaron a Javier Fernández y a Jaime Stiuso a que lo presionaran.

Norberto Oyarbide volvió a los Tribunales de Comodoro Py, y tras más de dos horas en la fiscalía de Carlos Stornelli ratificó sus dichos ante la Justicia: pese a un discurso oscilante en menos de 24 horas, reiteró que recibió presiones. Contó que tuvo una reunión en un inmueble de la calle Córdoba con el entonces poderoso espía Jaime Stiuso y el operador judicial Javier Fernández, quienes le pidieron en "nombre de Néstor y Cristina Kirchner celeridad en la causa de enriquecimiento ilícito". Pese a las especulaciones, Oyarbide no se convirtió en arrepentido y su nueva declaración dará lugar a otra investigación.


Después de su estridente paso del miércoles por los Tribunales Retiro, el ex juez federal se presentó ante Stornelli en la causa de los "cuadernos de las coimas". En un discurso oscilante con un día de diferencia, pidió declarar de nuevo, tras el impacto de sus dichos del miércoles al mediodía, cuando prestó declaración indagatoria. Al finalizar, ante la prensa aseguró que le “apretaron el cogote” para cerrar la causa por enriquecimiento ilícito contra la familia Kirchner. Allí mencionó al auditor General de la Nación Javier Fernández y al ex espía Jaime Stiuso como quienes estaban detrás de los aprietes.

Ayer, ante el fiscal, Oyarbide volvió a declarar. Lo hizo por más de dos horas, y ratificó sus acusaciones contra el operador judicial del PJ y el ex espía de la SIDE. Contó más detalles, al señalar que mantuvo un reunión en un inmueble de la avenida Córdoba, en Capital Federal, con Stiuso y Fernández "quienes en nombre de Néstor y Cristina Kirchner me pidieron celeridad en la causa (por enriquecimiento)", explicó a Clarín el abogado defensor Osvaldo Cantore.

Cuando se le consultó si el pedido era que aquel expediente se cierre, la defensa de Oyarbide reiteró que el ex juez "sólo se refirió al pedido de celeridad". La denuncia por enriquecimiento ilícito se remonta a 2008. Tuvo como eje el exponencial crecimiento de los bienes del matrimonio Kirchner, de un 158% sólo en un año.

El ex juez federal, que no pidió acogerse a la figura del imputado colaborador, radicó entonces una denuncia con las acusaciones contra Fernández y Stiuso. Esto será sorteado el viernes por el fiscal Stornelli, y dará lugar a una nueva investigación.

En la causa de los "cuadernos de la corrupción", el ex magistrado está acusado de ser partícipe necesario de la asociación ilícita que “comandó Néstor y Cristina Kirchner” y que se dedicó, durante una década, a establecer un circuito de pago y cobro de sobornos, que según el expediente, podrían superar los 200 millones de dólares. La Justicia sospecha que Oyarbide recibía dinero para favorecer con sus resoluciones al kirchnerismo,

Su pedido de ampliación de indagatoria se gestionó después de ser entrevistado en Radio 10. “Estoy mal, estoy muy mal. Me queda todavía un poco de fuerza para decir las cosas”, comenzó Oyarbide ante el periodista Baby Echecopar. Y continuó: “finalmente, ellos eran empleados, por llamarlo de alguna manera, de una persona de la que emanaban todas las responsabilidades. Es la persona que falleció, el esposo de la Presidenta".

Según dijo, “ sobreseía en base a lo que me dijeron, había que hacerlo y así fue”.“¿Qué querés que haga si se murió (Néstor Kirchner)?", añadió. Luego, ya ante la Justicia, apuntó contra el ex matrimonio presidencial. Dijo que por orden de "Néstor y Cristina" le llegó el pedido de "celeridad", sin embargo su abogado buscó relativizar la extorsión dijo: "No fue coaccionado", dijo. Pero ante la consulta de Clarín sobre si Oyarbide se retractó sobre las presiones denunciadas, negó un cambio en su planteo.


El ex magistrado, que en 2016 renunció a su cargo para no enfrentar un juicio político, está mencionado en los cuadernos en los que el ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, registró los movimientos de dinero que se dieron entre 2005 y 2015.

En las páginas de la acusación que su colega Claudio Bonadio preparó para citarlo como sospechoso surgen datos y precisiones que refieren a dichos encuentros. En el apartado de la imputación titulado “Quienes recibían los fondos ilegales”, el nombre y el apellido de Oyarbide aparecen bajo el rubro “Otros”, después de Néstor, Cristina y otros.

Las citas refieren al ex juez federal que ostentó ese cargo por más de 20 años, manteniendo un almuerzo en el restaurante Sagardi de San Telmo, con fecha exacta (el 3 de septiembre de 2013). Allí habrían estado compartiendo el momento el magistrado junto al ex ministro De Vido, y Baratta. "A De Vido lo conozco de la tele", dijo en su primera indagatoria, pero admitió conocer a Baratta, "pero nunca recibí dinero de nadie".


Otra cita en los cuadernos de las coimas: el 26 de septiembre de 2013 Oyarbide recibió a Baratta en el despacho que tenía en Comodoro Py. E 17 de octubre de ese mismo año, según el relato de Centeno interrumpió su almuerzo en Estilo Campo para darle una resolución al hoy detenido Nelson Lazarte, ex secretario de Baratta. Tuvo que pasar casi un año y el 22 de junio de 2015 el mismo Lazarte pasó por la casa del juez.

“Retira papeles luego de ir varias veces a llevar dinero”, afirma el texto de la acusación formulado por el fiscal Carlos Stornelli y que derivó en la citación indagatoria que recibió Oyarbide el último miércoles. Apenas figura un encuentro más en Estilo Campo el 14 de octubre de 2015 para que el juez le entregara otra resolución al ejecutivo Lazarte. Parece una anécdota pero no lo es. Cuarenta días después, Mauricio Macri se impuso a Daniel Scioli en el ballotage y se convirtió en presidente.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com