Lunes, 15 de Julio de 2019 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
El endoscopio entregado por la clínica tiene el número de serie limado y no funciona
Martes, 14 de mayo de 2019
El endoscopio entregado por el Sanatorio de la Trinidad a la Justicia como el utilizado en la fatal endoscopia realizada a Débora Pérez Volpin tiene el número de serie borrado y no funciona.

La información se desprende de las pericias oficiales realizadas sobre el equipo en la causa en la que se investiga la muerte de la periodista y legisladora porteña electa, en el sanatorio de La Trinidad de Palermo, en febrero de 2018.


A partir de estos hechos, Diego Pirota, el abogado de la familia de Débora Pérez Volpin desplegó dos hipótesis. La primera es que como el equipo no funcionaba bien, en la endoscopia a Pérez Volpin se usó una conexión "clandestina" de aire, tomada directamente de la pared, lo que pudo incidir en los hechos que llevaron a la muerte de Pérez Volpin. Y la segunda es que el equipo entregado a la Justicia por La Trinidad no es el que se usó para la endoscopia a Pérez Volpin.

"Desde el primer momento sostuvimos que este equipo no se había utilizado el día de la endoscopía, por circunstancias que siempre fueron indicios; pensamos que este equipo, viejo, vetusto, es un equipo que no tiene nada que ver con la tecnología de los demás equipos que la clínica tiene", indicó Pirota al canal de noticias TN.


El letrado señaló que varios endoscopistas a los que consultó le indicaron que el endoscopio incorporado a la causa es uno de los que "no se usa hace 30 años".

Sobre por qué la clínica habría cambiado el endoscopio, el abogado señaló: "Para que no podamos constatar precisamente las imágenes y el video y ver el momento en que se realizó la lesión al esófago de Débora y conocer la dinámica del hecho. Eso es lo que especulamos siempre del porqué no conocíamos cuál era el equipo verdadero. Bueno, esos indicios se han ido ya transformando en realidades y llegamos hoy a esta realidad".

El equipo tiene el número de serie adulterado, "burdamente", dijo Pirota, y respaldó sus dichos aportando fotografías.

"¿Qué van a impedir con esto? Que podamos constatar el inventariado de este equipo en relación al resto de los equipos que tiene la clínica, conocer dónde estaba este equipo, si estaba en el quirófano o en otro lugar, o si hacía diez años que no lo utilizaban, no lo sé, pero borraron todo registro", agregó el letrado.

"Desde que sucedió el hecho de la muerte de Débora, mandé a agarrar este equipo, lo precinté y lo guardé durante tres días hasta que alguien de ustedes lo vengan a buscar", eso declaró a la Justicia el doctor Roberto Martingano, director médico de la clínica, dice Pirota.

"Pero además de todo, y este es un dato relevante, ese equipo no funciona", agregó el letrado.


A partir de este hecho, Pirota señala que o el endoscopio no fue el usado en el estudio a Pérez Volpin o se usó y como no funcionaba bien los profesionales a cargo de la práctica tomaron aire de una conexión clandestina, lo que podría haber incidido en el fatal desenlace de la práctica médica, normalmente de muy bajo riesgo.

"La adulteración del equipo y su no funcionamiento es una responsabilidad atribuible a las autoridades de la clínica, y esto tiene que ver con un encubrimiento que venimos también mencionando permanentemente", dijo Pirota. Y agregó: "Quisieron modificar la escena del crimen, para decirlo en términos bien criminalísticos".


Clarín se puso en contacto con Galeno, la empresa propietaria del Sanatorio de La Trinidad de Palermo, desde allí, como toda respuesta a lo expuesto por Pirota señalaron que "como desde un principio", están a disposición de la Justicia, y por esa vía van a continuar.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com