Martes, 16 de Julio de 2019 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
Corrientes comenzó a vivir la Semana Mayor para la feligresía católica
Lunes, 15 de abril de 2019
El arzobispo Andrés Stanovnik bendijo las palmas y los olivos por la mañana, en la iglesia Santa Rita. Al término de una procesión desde ese santuario hasta la catedral, el prelado ofició la misa. En capillas e iglesias de toda la provincia se realizaron rituales similares.

Con el Domingo de Ramos, la Iglesia católica comenzó ayer a vivir la Semana Santa, tiempo en que los cristianos recuerdan la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Las principales celebraciones se resumen en el triduo pascual, que incluye la misa de la Cena del Señor, la conmemoración de la Pasión y la vigilia pascual solemne.
A lo largo y a lo ancho de la provincia de Corrientes, los sacerdotes presidirán en las catedrales y otros templos diocesanos el ritual tradicional de la bendición de ramos de olivo, la procesión y la lectura de la Pasión del Señor.
El jueves 18, comenzará el solemne triduo pascual, con la Misa Crismal, en la que el obispo diocesano bendice los óleos y los sacerdotes renuevan sus promesas. Mientras que, por la noche, con la misa de la Cena del Señor, se realiza el tradicional gesto del lavatorio de los pies.
El Viernes Santo, único día que no hay misa, se medita la Pasión del Señor, con el rito de la adoración de la Cruz y hay celebración de la Palabra y Comunión, y el Sábado Santo por la noche se celebra la solemne Vigilia Pascual. A partir de ese momento, los cristianos vivirán la alegría de la resurrección de Cristo, que se prolongará a lo largo de cincuenta días.
Ayer, el arzobispo Andrés Stanovnik presidió la celebración del Decanato 4 (integrado por las parroquias iglesia catedral, santuario de la Santísima Cruz de los Milagros, Nuestra Señora de la Merced y San Francisco Solano, y las comunidades de Jesús Nazareno, María Auxiliadora y Santa Rita).
A las 8.30, se realizó la concentración y animación en la iglesia Santa Rita. A las 9, se realizó la bendición solemne de ramos.
Como parte del pueblo de Dios que camina en esta iglesia particular, luego se realizó la procesión a la catedral, donde el pastor ofició la misa.
Por la tarde, se realizaron bendiciones de ramos y oficios religiosos en la iglesia Santa Rita y en la catedral.

Semana Mayor
El Domingo de Ramos es aquel en el que los cristianos conmemoran la entrada triunfal de Jesús de Nazaret en Jerusalén, aclamado por la multitud, días antes de su pasión, muerte y resurrección, según narran los cuatro evangelios canónicos.
Se da a este día el nombre de Domingo de Ramos precisamente porque Jesús fue obsequiado con innúmeros ramos por sus seguidores, gentes sobre todo humildes.
Los ramos de olivo y de palma son el signo por excelencia de la renovación de la fe en Dios. Se les atribuye ser un símbolo de la vida y resurrección de Jesucristo. Asimismo, recuerdan también la fe de la iglesia en Cristo y su proclamación como Rey del Cielo y de la Tierra.
Durante esta época, es costumbre que las personas tengan en sus casas los ramos benditos. Muchos hacen cruces con las palmas y las ponen o detrás de la puerta, o sobre el crucifijo, o en las imágenes sagradas o los cuadros de motivo religioso.
Por otra parte, la Semana Santa, conocida como Semana Mayor, es un período de ocho días que comienza con el Domingo de Ramos y culmina con el Domingo de Resurrección.
Con la Semana Santa, el cristiano conmemora el Triduo Pascual, es decir, los momentos de la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesucristo.
La Semana Santa está precedida por la Cuaresma, en que se recuerda el tiempo de preparación de 40 días que pasó Jesucristo en el desierto.
Las celebraciones centrales de la Semana Santa son Jueves Santo, Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Resurrección.
Estos días constituyen para el catolicismo un tiempo para dedicarse a la oración y reflexionar sobre Jesucristo y los momentos del Triduo Pascual, pues Jesús, con su infinita misericordia, decide tomar el lugar de los hombres y recibir el castigo para liberar a la humanidad del pecado.
Además, la Semana Santa es el tiempo ideal para que el ser humano medite sobre sus acciones y los cambios que debe realizar para acercarse más a Dios y cumplir con sus mandamientos.
En esta semana, los feligreses cumplen con diversos actos, como procesiones, la escenificación del drama de la muerte y pasión de Cristo, entre otros.
Los penitentes se someten a duras cargas como símbolo de su autosacrificio y, en el Viernes Santo, los fieles deben de guardar ayuno y abstenerse de comer carne.
En tanto que se denomina Triduo Pascual a los tres días de la Semana Santa en que se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo: Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo.
El Triduo Pascual, en este sentido, concentra los momentos más importantes del año litúrgico en el cristianismo.

Celebraciones litúrgicas
Las celebraciones litúrgicas en la Semana Mayor continúan hoy y mañana con misas a las 19, en Santa Rita, y, a las 20, en la catedral. El miércoles, como es ya tradición en la arquidiócesis, el arzobispo Andrés Stanovnik presidirá la Misa Crismal con su presbiterio, a las 20, en la iglesia catedral. Durante la celebración, se consagrará el Santo Crisma y se bendecirán los demás óleos . Además, los sacerdotes harán la renovación de sus promesas sacerdotales.
La Misa Crismal se celebra litúrgicamente el jueves, día de la institución del sacerdocio, pero, para que lo sacerdotes puedan estar en sus comunidades ese día, en Corrientes se celebra desde hace años en la víspera, miércoles por la tarde.

Triduo
El Viernes y el Sábado Santos son observados como días de ayuno, lectura de la pasión y vigilia.
Al concluir el Jueves Santo y comenzar las vísperas del viernes, se celebra la Misa de la Cena del Señor y se recuerda la institución de los sacramentos de la Eucaristía y el Orden. El Viernes Santo se celebra y recuerda la Pasión y Muerte del Señor Jesús y tiene como centro la liturgia de Adoración de la Cruz. En el Sábado Santo, se busca vivir la esperanza en la Resurrección y en la tarde, habiendo entrado ya en las vísperas del domingo, al anochecer, se celebra la Vigilia Pascual, el triunfo de Cristo sobre la muerte. Se trata de la celebración más importante de la Iglesia católica.
El Triduo Pascual comienza con la misa vespertina de la Cena del Señor del Jueves Santo, día de reconciliación, memoria de la eucaristía y pórtico de la pasión. A las 20, el arzobispo presidirá la Misa de la Cena del Señor en la catedral. En la celebración se hará el lavatorio de los pies, el cual significa un servicio que exige y requiere humildad.
Termina el jueves con una oración prolongada personal en silencio. Terminada la misa, se despoja el altar en el cual se ha celebrado y debe conservarse sobrio el ámbito de la iglesia, con excepción del lugar donde se realiza la adoración del Santísimo Sacramento, que es reservado en el sagrario, no se hace exposición con la custodia. Tradicionalmente, por la noche se realiza la visita a las siete iglesias.
El viernes se centra en el misterio de la cruz, como celebración de la Pasión del Señor. Es el único día en el año en el que no se celebra la Santa Misa. El altar está completamente desnudo, sin cruz ni candeleros, sin mantel y sin adornos de ningún tipo. Durante la celebración se realiza el rito de la adoración de la Cruz. Se proclama la lectura de la Pasión del Señor según San Juan y se distribuye la sagrada comunión.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com