Martes, 23 de Octubre de 2018 | Corrientes - Argentina
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
  • Corrientes
 
 
El arroz correntino apunta a Centroamérica con precio y calidad
Martes, 13 de febrero de 2018
Organizaciones vinculadas a la producción del grano buscan consolidar estrategias comerciales para competir en mercados de exportación que hasta ahora controlaba Estados Unidos. Piden al Gobierno herramientas para mejorar la competitividad.

A días del inicio de la cosecha de este año, el sector arrocero correntino apunta alto sus nuevos objetivos: ganar mercados nuevos en el que aún compite con Estados Unidos. Y fija la mirada en Centroamérica.

Al hablar sobre las expectativas “positivas” del sector arrocero para este año, el consultor Daniel Filigoy dejó en claro el entusiasmo que despierta la oportunidad.
En ese sentido, manifestó a periodistas de época que “Centroamérica es un gran consumidor de arroz, a razón de 60 kilogramos per cápita por año” y por ende “exigen calidad”. Ocurre que “a través del tratado de libre comercio con Estados Unidos, muchos países de esa zona incluido México, se vieron obligados a consumir arroz norteamericano”.
Con ese mercado consolidado, “EEUU empezó a sembrar arroz híbrido que lo llevó a perder la calidad que históricamente tuvo”, relató el entrevistado, quien agregó que “por ello, Centroamérica se puso exigente y planteó la necesidad de buscar alternativas”.

Una de ellas “es esta región, porque el arroz del MERCOSUR está bien visto a nivel internacional, por los estándares de calidad alcanzados”, sostuvo Filigoy. “Tenemos los niveles máximos, tanto que Irán e Irak compran arroz a Argentina, Uruguay y Brasil”.
No obstante aclaró que del 100% que Centroamérica importa, un 80% deben comprar a EEUU y el 20% pueden comprar a quien quieren”.
Por otra parte relató que por estos tiempos “estamos haciendo negociaciones con México para entrar con más arroz”. Al explayarse, Filigoy comentó que “México importa 600 mil toneladas del tipo de arroz que producimos acá en Corrientes”, donde “somos proveedores naturales de América, Europa, Medio Oriente y países de África”.
Así, sintetizó que “tenemos demanda, tenemos calidad, pero nos complica el costo”, ya que “Argentina tiene flete, tributos y transporte interno, todos caros”. Por ello, “tenemos los mercados abiertos pero no podemos exportar en forma competitiva”, dijo, y para ilustrar agregó que “llegamos a producir 1,8 millones de toneladas por año. Eso es lo que veníamos produciendo hasta hace cinco años. La meta para 2020 es 2,3 millones y ahora apenas estamos en 1,1 millones de toneladas de arroz”, precisó.
“Esto obedece a todos los factores que comenté, que resta mucho a la actividad”, sostuvo y ejemplificó que “si llevar una carga de Mercedes a Buenos Aires sale lo mismo que llevarla de Buenos Aires a Irán o Irak, se complica”.
“Aún con precios internacionales buenos, somos tan caros que no podemos exportar”, concluyó Filigoy.

Plantadores auguran un buen rinde de cosecha

La cosecha arrocera 2018 es vista por sus protagonistas con optimismo. Auguran un buen rinde pese a la sequía que acusan en el núcleo de cultivo.
“La cosecha comenzó hace unos 10 días en el Norte de la provincia y en esta semana tenderá a consolidarse ya en la zona del núcleo, donde están Mercedes y Curuzú Cuatiá”, comentó a periodistas de época el secretario de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz (ACPA), Christian Jetter, para quien “las expectativas desde el punto de vista productivo son buenas, esperamos buen rinde, aunque en el núcleo hubo una seca importante”, dijo.
A su entender, 2018 será “un año de buenos rindes” alentados por el contexto, ya que “los precios internacionales no son malos y los mercados están abiertos”, comentó Jetter.
En igual sentido, manifestó que en la ocasión “se espera exportar unas 600 mil toneladas en todo el país, de las cuales participa Corrientes con casi 80%”, sostuvo, y destacó que “estamos exportando a Centroamérica, un mercado que le fuimos ganando a Norteamérica por calidad y precio”. Al elaborar un ranking de importadores, posicionó primero a Brasil, luego Irak, Chile y cuarto Centroamérica.
Pese a ello, coincidió con el consultor Daniel Filigoy al señalar que “los altos costos de fletes y puertos son un problema para el sector. Los otros costos subieron muchísimos, como energía y combustible”, admitió Jetter, “un kilo de arroz blanco puesto en un molino está $7, mientras que en góndola cuesta el doble”, agregó y por ello sugirió “comprar arroz de marca correntina”.


     
 
 

© Copyright 2015
www.informecorrientes.com | All rights reserved
Corrientes - Argentina
@informecorrientes.com